Turbina de vapor, alternador y condensador aéreo

 

El vapor producido por las calderas a 40 bars abs y 400º C se utiliza para alimentar la turbina de condensación provista de una extracción intermedia de vapor. El propósito de esta turbina es el de generar energía eléctrica y proporcionar vapor de media presión para las necesidades del ciclo de vapor y condensados de la planta.

La energía se transforma en electricidad en un alternador sincrónico trifasico.

La energía eléctrica producida por la turbina se emplea en alimentar los consumos eléctricos internos de la Planta Incineradora. A plena carga mecánica y térmica es posible producir hasta 2.700 KWh/h, los excedentes de energía esta previsto verterlos a la red publica, para ello REMESA cuenta con la autorización correspondiente como autogenerador.

La operación de la turbina es completamente automática al objeto de eliminar errores de operación y de proveer todas las actuaciones necesarias para la protección de la maquina. El vapor a la salida de la turbina se lleva a un condensador enfriado por aire, situado en la cubierta del edificio del foso de residuos. Este equipo esa diseñado para cumplir con la carga térmica exigida por la condensación el vapor incluso en los casos de altas temperaturas de aire, propias de la Ciudad de Melilla en los meses de verano. Esta provisto de un sistema de regulación de la inclinación de las palas de los ventiladores que impulsan el aire de enfriamiento, que permite el ahorro de energía durante las épocas en que el aire ambiente es mas frío.