Depuración y evacuación de gases

 

Los gases de combustión, una vez abandonada la caldera de recuperación de calor se introducen en una instalación de depuración, por el procedimiento semi-seco, con las siguientes secciones:

Recepción y almacenamiento de cal

Preparación de lechada de cal Absorbedor de gases ácidos

Estación de almacenamiento y carga de cenizas

 

  • La instalación responde a los siguientes principios:
  • Facilidad de operación y robustez mecánica.
  • Buena capacidad de maniobra y acceso de los camiones de descarga de cal
  • Instalación fácil y simple para el manejo de los residuos sin peligro para el medio ambiente y los operarios
  • Los equipos y el espacio para la preparación de la lechada de cal son amplios y bien dimensionados y cuentan con accesorios de limpieza y drenaje suficientes, a fin de facilitar el mantenimiento y la operación

 

Este equipo permite cumplir con seguridad los requerimientos de la legislación española, Real Decreto 1088/1992.

Una vez depurados los gases se envían a un filtro de mangas cuyo objeto es reducir el contenido de polvo arrastrado a la atmósfera por debajo del limite autorizado por la legislación española.

La tecnología de este filtro considera cuidadosamente las cuestiones de fiabilidad, facilidad de operación, mantenimiento, eficacia y rendimiento.

Finalmente, los gases depurados son aspirados e impulsados mediante un ventilador de tiro a la atmósfera a través de una chimenea metálica, provista de los accesorios reglamentarios de toma de muestras, balizas, pararrayos y escalera de acceso.